dominar Presencia ejecutiva de la mujer - Gravitas

Gravitas para dominar la presencia ejecutiva

Los romanos tenían muy claro qué virtudes había que desarrollar para ser un “buen ciudadano”. Entre ellas, las que nos ocupan hoy nos ayudan a desarrollar la presencia ejecutiva para que, cuando tomen decisiones sobre nosotros y no estamos delante, estas sean positivas. Tener gravitas, auctoritas y carisma, solo se puede obtener si trabajamos otras áreas relacionadas con nuestra comunicación intrapersonal.

El mundo corporativo no es muy diferente a la vida en general. La gente hablará de ti cuando tú no estés delante y por ello, cómo nos mostremos a los demás, cómo nos comportemos con ellos y cómo nos comuniquemos van a determinar qué dicen de nosotros cuando no estemos delante. Todos hemos conocido líderes que pueden entrar en una habitación y llamar la atención y el respeto de quienes están en ella. Hay algo en ellos que inspira confianza y hace que los miembros del equipo quieran seguirlos e impresionarlos.

Puesto que la presencia se construye de adentro hacia afuera, no es algo que poseamos, no es tangible, sino más bien, algo que los demás perciben de nosotros. Por tanto, empecemos describiendo las principales virtudes y cómo las relacionamos con nuestra comunicación intrapersonal. De esta manera podremos pasar a la segunda fase de la construcción de la presencia ejecutiva: una comunicación interpersonal eficaz y efectiva.

Gravitas, auctoritas y carisma como virtudes para el liderazgo

Definamos cada uno de los conceptos que nos importan:

  1. Gravitas:
    • La Gravitas denota dignidad y seriedad exenta de toda frivolidad. Es la responsabilidad que otorga peso a nuestras acciones.
    • En el contexto de la presencia ejecutiva, la Gravitas implica tomar decisiones con seriedad y considerar la importancia de cada asunto, responsabilizándote de ello.
  2. Auctoritas:
    • La Auctoritas se refiere a la autoridad espiritual construida a través de la experiencia y sabiduría.
    • Desarrollar Auctoritas implica ganar respeto y confianza en nuestro entorno profesional.
  3. Carisma:
    • El Carisma es la habilidad de utilizar nuestros conocimientos y habilidades para desarrollar a otros.
    • Cultivar el Carisma nos permite influir positivamente en las interacciones y comunicarnos de manera magnética.

Como vemos, los romanos ya nos decían cómo ser un “buen ciudadano” y cómo está relacionado con ser un “buen líder” en el entorno profesional. Si las personas que te rodean, empleados, clientes, superiores, colegas, te definen como una persona carismática con gran autoridad y una grativas impresionante, tus posibilidades de ascenso profesional ascienden un 36%, según un estudio llevado a cabo por HBR.

Está claro que, si nuestro objetivo profesional es ascender en la escalera corporativa, del management a la C-Suite, trabajar en estas virtudes, principalmente Gravitas, se hace necesario. Para ello, debemos mejorar aquellos aspectos que van a influir en la comunicación intrapersonal, la que mantenemos con nosotros mismos). Recuerda que ser competente en comunicación tiene como resultado una mejora en cómo te ves a ti mismo. Esto influye directamente en cómo te ven los demás.

Comunicación intrapersonal para potenciar la presencia ejecutiva

Por tanto, debemos trabajar lo siguientes aspectos si queremos tener una presencia ejecutiva fuerte ya que esta no es un rasgo de la personalidad sino una habilidad aprendida.

Autoconfianza:

La autoconfianza es la creencia en nuestras habilidades y capacidades. Necesitamos confiar en que podemos enfrentar los desafíos con adaptabilidad y tranquilidad. Con esto estaremos poniendo un peldaño más hacia nuestra Gravitas.

La autoconfianza se construye a través de pequeños éxitos y la superación de obstáculos. Cada logro refuerza nuestra confianza y nos prepara para futuros desafíos. Fortalece nuestro núcleo positivo, ese en el que tenemos que aferrarnos cuando queremos establecer nuevos y desafiantes objetivos.

Autoestima:

La autoestima está relacionada con la percepción que tenemos de nosotros mismos. Identificar, conocer y aplicar nuestros recursos personales se relaciona con nuestra Auctoritas.

Una autoestima saludable nos permite establecer metas realistas y enfrentar situaciones con mayor seguridad.

Autoconocimiento:

El autoconocimiento facilita la identificación de nuestras habilidades y limitaciones. Conocer nuestras fortalezas y debilidades nos ayuda a desarrollar una presencia ejecutiva auténtica.

Al comprendernos mejor, podemos adaptarnos a diferentes contextos y comunicarnos de manera efectiva en dichos escenarios. De esta manera, estaremos proyectando una mayor seguridad y confiabilidad. Nuestro carisma aumentará.

Autopercepción:

La autopercepción se refiere a cómo nos vemos a nosotros mismos. Es importante mantener una imagen positiva y realista que no nos dirija hacia el establecimiento de objetivos irreales que disminuya nuestra confianza y autoestima al frustrarnos.

Unos buenos cimientos para el Gravitas, auctoritas y carisma

Aceptar nuestras imperfecciones y trabajar en nuestro crecimiento personal contribuye a una presencia ejecutiva sólida ya que nos mostramos como lo que somos, humanos, y por tanto, falibles. Aprender de los errores y mostrarlos con humildad, nos confiere autoridad, lo que será percibido como confiable.

Cuando empezamos a conocernos, identificar nuestro núcleo positivo y lo mostramos en nuestro día a día y en todas las interacciones que mantengamos, más fácil será que nuestro nombre venga a la cabeza cuando de asumir un nuevo rol o dirigir un proyecto con alta visibilidad se trate.

Ser esa persona que inspire seguridad suficiente en su equipo para que éstos se sientan inspirados y motivados. Esa persona que sabe tomar decisiones difíciles y responsabilizarse de los resultados. La que lidera las conversaciones más por lo que escucha que por lo que habla. Esa persona con carisma y gravitas suficiente como para saber que cuentan contigo para los planes corporativos y que no eres uno más.

En mentor{y}teller te ayudamos a desarrollar tu presencia ejecutiva. Si quieres saber más, escríbenos a info@mentoryteller.com y te explicamos nuestro Programa de Desarrollo Ejecutivo “Executive Presence”, especialmente indicado para mujeres directivas.

Entradas Relacionadas

conexión social

© 2021, mentoryteller.com. All rights reserved.